La precaución, la mejor compañía

Cuando concurrimos al casino, nuestra idea, nuestro objetivo es ganar la mayor cantidad de dinero… Para eso, hay algunos que tienen tácticas bien definidas. Otros, prefieren entregarse a las manos del azar. Lo cierto, que tanto unos como otros, deben cuidarse de pasarse con las apuestas…

Precaucion

¿Esto qué quiere decir? Que si estamos en una buena noche, debemos aprovecharlo, claro. Pero sin exceder los límites. Si notamos que la suerte de a poco se está yendo, es ideal que nos vayamos con ella. Es mejor asegurarnos una parte de la ganancia, ante que perder todo y echar por la borda una noche de éxito y dinero fácil.

En el otro extremo se encuentran los que pasan una mala racha y no pueden salir adelante. Allí, lo mejor es retirarse con dignidad y dejar las apuestas para el próximo día. Cuando la suerte no nos acompaña, es mejor esperar que venga otro momento más propicio…