Control excesivo a ejecutivos de Singapur

Un ejecutivo de una gran empresa de Singapur perdió más de 20 millones (para que tengáis en cuenta, hablamos de 15 millones de euros) de dólares en un lapso de tres días en una de las salas más importantes del país y se armó un gran revuelo.

perdedor

Sucede que desde la compañía de este ejecutivo temen que los bancos se enteren de las grandes apuestas que realizan las empresas y se acaben los créditos y préstamos para siempre. Por ejemplo, en una empresa de la competencia, ya le han prohibido a sus ejecutivos pisar siquiera una sala de casino.

Vale recordar que Singapur solo cuenta con dos salas de juegos en todo el país, una de las cuales fue abierta recién en abril, por lo que no será difícil estar vigilando a los empresarios. Igualmente, la medida parece un poco drástica, con responsabilidad, el juego de casino es sano y divertido.